FANDOM


Julia, Alice y Keyko observaron como el minotauro cedia ante su necesidad de decirles la verdad despues de que la anciana habia vertido el liquido dentro del frasco donde este se encontraba. Sorprendidas de ver surtir el efecto empezaron a interrogar a la bestia.

-¿Porque te encontrabas en Minesota? -Pregunto Julia- ¿Los minotauros no eran criaturas de Grecia?.

-Estaba en ese lugar porque me lo ordenó.

-Quien?.

-Un rey maligno llamado Lich Lord. Al escuchar ese nombre, la abuela de Alice retrocedio y se desplomo en el suelo horrorizada mientras miraba al vacio como si tuviera de frente algo espantozo.

-Abuela estas bien?. Inquirio Alice ayudando a su abuela a levantarse. Esta se sento en una silla apenas pudiendo articular palabra.

-E...Ese nombre...Yo crei que nunca volveria a escuchar ese nombre nunca mas. Julia, Alice y Keyko se miraron confundidas, ¿quien era Lich Lord? ¿Porque la abuela de Alice parecia tan asustada? ¿y porque habia enviado a un minotauro? eran las preguntas que se formulaban en las cabezas de las tres chicas a medida que otras mas surgian con el pasar de los segundos.

-Abuela ¿como conoces ese nombre?. Pregunto Alice preocupada. La anciana se levanto de la silla y le pidio a Alice y las demas que fueran a dar otro paseo. Aceptaron con la condición de que se llevarian al minotauro con ellas.

-Me pregunto porque tu abuela estaria tan alterada ¿que tiene de especial ese demonio?. Pregunto Keyko. Julia halzo los hombros en señal de no tener respuesta.

Fue una larga caminata por los paramos congelados, Alice se sentia angustiada, nunca habia visto a su abuela reacciónar de esa forma, aun en sus ratos cuando estaba de mal humor por algun asunto rapidamente se tranquilizaba y regresaba a ser la misma anciana exentrica de siempre, pero esta vez era diferente, parecia que el nombre de Lich Lord anunciaba un presagio de catastrofe y destrucción y asi era, pero las dudas que tenia la joven hechicera sobre aquel demonio apenas estaban comenzando a despejarse. Durante el trayecto Horrow se quejaba constantemente y reclamaba que lo liberaran del frasco para despues hacer una exagerada amenaza que incluia aplastar y desangrar, pero cada vez que lo hacia, Julia estaba lista para agitar el frasco y controlar a la furiosa bestia inquieta.

-Dejenme salir de aqui humanas¡. Reclamo Horrow gritando dentro del frasco.

-buen intento, pero mientras te comportes de ese modo te quedaras ahi.

-De que es este frasco? ¿Mayonesa?- Pregunto Horrow dedicandoles una mirada rara. Ante la pregunta del minotauro las tres chicas asintieron con la cabeza- !Detesto la mayonesa¡.

Las tres jovenes empezaron a reirse, y aunque no lo parecia, Horrow tambien se rio.

Al llegar a cierto punto notaron que se habian alejado mucho de casa de la abuela de Alice, por lo que decidieron regresar, al contrario que en el bosque torcido, el monte everest y la mansión no necesitaban ningun tipo de barrera magica, ya que la presencia de humanos y helicopteros no cubria ese terreno, estaba completamente inexplorado por el ser humano dejando una tierra virgen en la que la magia podia prosperar. Un rato despues se escucho un gran etruendo que provenia del lugar cercano a la mansión, o quizas de la mansión misma. Las chicas se apresuraron apenas escucharon la explosión.

Cuando llegaron a la mansión se podia ver que todo quedo hecho pedazos, no por una explosión, parecia como si una bala de cañon la hubiera atravezado a una gran velocidad. La abuela de Alice se encontraba siendo sujetada de la ropa por una arpia de alas purpuras. Su cabello era verde esmeralda, sus ojos como los de un ave de presa junto con unas grandes y mortales garras en lugar de manos y pies, sus alas nacian de sus brazos en lugar de su espalda como decian los escritos. Antes de que Alice se lanzara a rescatar a su abuela, Julia la detubo sujetandola del brazo.

-Arremeter de esa manera tan imprudente seria el final para ti y para tu abuela, piensa un poco en su seguridad. Sugirio Julia con tono autoritario, ya sabia que las arpias eran criaturas agresivas y que solo algunos conjuros las afectaban fisicamente, asi que un ataque magico seria poco efectivo, mirando desde todos los puntos de vista pudo elaborar un plan.

-Lo siento Julia, pero el unico familiar que me queda esta en apuros y no me quedare de brazos cruzados. Aclaro para despues invocar su armadura de bruja: Un sombrero contemporaneo de bruja con un liston azul inclinando al blanco, una calabaza de dia de brujas del mismo color que el azul y por ultimo una ramificación dorada que le cubria parte de la pierna y el torso, por ultimo su cabello rubio adquirio una mecha celeste y sus ojos se tornaron helados con las pupilas casi invisibles. > Penso Julia para sus adentros, era cierto, no habia nada de valor que pudiera tener aquella hechicera, mucho menos Alice que solamente tenia catorce años, con una estrategia en mente, Julia invoco su armadura de bruja: Un sombrero de copa con un liston verde y una tarjera de joker sujetada al sombrero, una capa negra con verde en el trastocado y finalmente un cetro formado por una gran rama que sujetaba un orbe esmeralda que brillaba como jade en el centro. Keyko la acompaño transformandose en su verdadera forma de hada.

-Es tiempo de desplumar al pajaro. Declaro Julia preparada para combatir.

La arpia todavia sujetaba a la abuela de Alice por la ropa, amenazandola para que le entregara algo conocido como "El libro de Hades" la anciana nego con la cabeza y explico no poseerlo. La arpia enfurecio y se percato de la presencia de las tres chicas, en ese instante decidio tirar a la anciana al suelo y desplegar un par de alas color purpura; como no pudo encontrar el libro, penso que almenos podria divertirse desgarrando a unos inocentes. Arremetio con garras abiertas y preparadas para clavarse en la carne, Alice junto sus manos dejando un pequeño espacio donde soplo congelando todo lo que tuviera de frente, la arpia lo franqueo capturando a Alice con sus garras y aterrizando en el hielo.

-Me pregunto cuanto tiempo aguantaras hasta que me digas donde esta el libro. Dijo con sus garras peligrosamente cerca del cuello de Alice. La abuela de la joven estaba congelada por el miedo de ver a su nieta en ese estado de peligro, no sabia que esperar despues, ya tenia suficientes problemas con su presión cardiaca en estado de panico, un susto mas y de seguro le provocaria un paro cardiaco. Julia se mostro defensiva ante la situación que se desenvolvia frente a ella. Keyko por otra parte se lanzo al combate sin pensarlo.

-Sueltala piernas de pollo¡. Exclamo dirigiendose a toda velocidad hacia la arpia, esta se desconcerto al ver a la mas pequeña oponente que habia tenido. Se echo a reir a modo de burla. Keyko embravecida dio vueltas alrededor de la arpia rodeandola con un manto de fuego. La arpia casada del truco de piroctecnia encerro a Keyko en un frasco.

-¡Keyko!. Exclamo Julia.

-Ja! ¡ven que se siente?. Dijo Horrow mofandose. Julia agito el frasco donde el minotauro se encontraba. Estaba preocupada, y en estado de panico, Alice estaba siendo asfixiada por aquel ser malefico mientras que Keyko habia sido encerrada en un frasco vacio que parecia de una pocima vieja, Julia solo tenia una opción para atacar a la arpia, su hechizo de transformación, el unico riesgo que tenia era que el hechizo era al azar y quizas terminaria transformandose en algo completamente inutil e inservible, pero era su ultima opción. Dejando al frasco de Horrow en la nieve giro su baculo que empezo a soltar un singular brillo esmeralda, mientras lo giraba Julia pronuncio el conjuro de transformación "Eralda Keta". Segundos despues su cabello se volvio pasto y su piel se torno como madera de roble, cuando acabo la transformación se habia convertido en una ninfa.

-Espero que esto sea suficiente. Se dijo a si misma un tanto decepcionada por no haberse convertido en algo mucho mas grande. Con fuerza arremetio contra la arpia lanzando un aro de energia natural que habia creado con su magia. La arpia advirtio esto y franqueo el aro de energia para despues sacar un latigo de su ala y atrapando a Julia con el. > . Penso la abuela de Alice, acto seguido diviso el frasco en la nieve, y en un acto de desesperación destapo el frasco liberando a Horrow de su prisión de cristal.

-Por fin soy libre!. Grito con ambos brazos extendidos en señal de triunfo. La arpia comprendio que estaba en desventaja ante la gran fuerza fisica de Horrow, pero no indefenza, tenia a tres chicas a su merced que podia matar en cualquier momento si lo quisiera, la mas peligrosa sin duda era Keyko que estaba encerrada en un frasco que la arpia sostenia entre sus garras, Julia habia sido atada con un latigo mientras que Alice continuaba retenida y peligrosamente cerca de las garras de aquel ser malefico, se preguntaba cuando seria el momento exacto para escapar, no solamente tenian el problema de la arpia, tambien Horrow habia conseguido salir del frasco ¿que estaba pensando la abuela de Alice?.

-Yo que tu no me moveria mucho, podria ser que alguna de estas jovencitas termié con algun corte en el cuello. Amenazo la arpia acercando cada vez mas sus garras al cuello de Alice. La anciana estaba a punto de entrar en shock por la peligrosa situación, mas habia olvidado un az que su nieta guardaba bajo la manga.

Alice pronuncio un conjuro que habia aprendido durante el año pasado sin que la arpia se diera cuenta. Sus ojos se volvieron tan blancos como la nieve, y su cabello tan negro como el evano. Justo en ese instante ella, junto a Julia y Keyko brillaron en una luz helada y se transportaron por el aire como nieve para despues regresar a su forma original unos metros a distancia para permanecer seguras.

-No puede ser¡. Exclamo la arpia sorprendida. La abuela de Alice se apresuro para acojer a su nieta, afortunadamente no tenia ni un rasguño.

Alice en ese momento pensaba que su abuela habia cometido un grave error al liberar a Horrow, les habia dado una distracción para escapar de las mortales garras de la arpia, pero tambien habian liberado la furia del minotauro, o eso creia. La pocima anterior no solamente le habia hecho confesar todo lo de su mente, tambien habia hecho verle la perspectiva distinta de las cosas, ya no tenia que servir a las fuerzas de la oscuridad, ahora como su libertad se lo murmuraba, su intención era ayudar a Alice.

-Bueno, les di la oportunidad de vivir un tiempo mas, !pero eso se acabo¡. Grito la arpia acometiendo contra sus enemigos, su primer objetivo sin dudarlo seria la abuela de Alice, claro era el blanco mas debil y seguro, ademas de que podria aprovechar la situación para raptar a alguna mas. Antes de que pudiera alcanzar su objetivo Horrow se coloco frente a ella. El impacto contra la dura piel del minotauro provoco que las garras de la arpia se rompieran cuan varas. No lo podia creer, se habia quedado muda del increible poder que el minotauro habia conseguido (Posibles efectos secundarios de la pocima),

Opciónes: Capitulo 5: El arquero del bosque

Lista de episodios

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar