FANDOM


Eran las cinco de la mañana exactamente, Minium se aproximo a la habitación donde las cuatro chicas descansaban en sus nidos, pero sus agudas orejas le indicaron que esperara unos minutos para poder entrar. Estaba en lo cierto ya que Sofí (La lobita según su manada) había tomado un gong chino de un armario y lo había colocado en medio de la habitación justo frente al lugar en el cual dormían sus tres invitadas. Con fuerza y una sonrisa traviesa arremetió golpeando el gong con un bastón de acero el cual hizo que sonara por más de media selva. El estruendo fue tal que Keyko despertó de un salto golpeándose contra el techo de madera y cayendo nuevamente en el nido de hojas. Alice y Julia se cayeron del nido por el susto que habían recibido de la confiada Sofí.

-¡¿Que es lo que te ocurre son las cinco de la mañana?!. Exclamo Alice con rabia tempranera.

-Exacto, debemos partir cuanto antes- Declaró Sofí cargando su mochila en la espalda- Yo entro a clases a las ocho de la mañana, y son dos horas más de camino a la ciudad, así que debemos partir cuanto antes.

Sofí dio un salto por el agujero de la entrada y cayo de pie en el suelo aunque fueran más de cinco metros de altura (Mas de la magia que Minium había dicho que tenía Sofí).

Keyko y Julia se levantaron con los ojos pesados y una sensación de fatiga por el susto, incluso Julia había comenzado a sudar, no estaba acostumbrada a ese tipo de sorpresas. Alice trato de calmarse para no sacar su lado temperamental el cual ya habían visto todos. Las tres empezaron a empacar sus cosas.

Minium había saltado por la ventana y aterrizado en el suelo del mismo modo que Sofí lo había hecho. Con un silbido retomo su apariencia natural bípeda y se acerco a Sofí.

-Lobita, debemos hablar sobre ese viaje que tendrás.

-Se que tratas de protegerme Minium –Decía tratando de convencerlo- pero eres demasiado sobreprotector y…

-He decidido que te dejaré ir.

-Y aunque trates de detenerme yo…-Sofí apenas podía creer lo que su maestro había dicho- Me…¿me dejaras ir? ¿es verdad?. Pregunto incrédula.

-Estuve pensándolo toda la noche y parte de la madrugada, pero si, si quiero que te conviertas en la líder algún día, es más que crucial que aprendas a cómo cuidarte sola. Declaró Minium pausadamente. Le dolía en el fondo dejar ir al miembro más preciado de la manada, pero sabía bien que esa era la única manera en la que Sofí podría alcanzar su máximo potencial, Así que tras una que otra lagrima, ambos se despidieron a su manera: Sofí abrazándolo, y Minium lamiendo la mejilla de Sofí.

-Por cierto, encontré este conjuro en la mansión –Minium entrego a las manos de Sofí un libro pequeño (Para las manos de un hombre lobo claro) de piel dura y con una luna con alas en la portada. Sofí tomo el libro entre sus manos e intento abrirlo, pero era inútil, el libro estaba hechizado y era difícil de abrir- Lo encanté con una de mis garras a noche cuando la luna estaba totalmente llena- Explicaba sonriendo- solamente se abrirá en el momento correcto, y deberás aprender cómo usar ese conjuro con tu ingenio natural.

-¿Como lo haré si no se qué tipo de magia es?. Inquirió Sofí confundida.

-Los libros siempre saben cuándo deben abrirse lobita. Respondió Minium gentilmente.

Todavía arriba en la casa del árbol estaban Julia, Alice y Keyko empacando sus cosas y acomodando el desastre que habían dejado al tener la más grande pelea de almohadas con hojas del planeta. Julia recogía hojas del piso cuando Alice entro en el cuarto con un vaso de jugo en la mano.

-Hey Julia, ¿quieres un poco de jugo?. Pregunto Alice bebiendo lo poco que quedaba del jugo en el vaso.

-Ya quisiera- Decía todavía agachada y sin voltear a ver a Alice- Pero cuando fui al refrigerador solo quedaba suficiente para un vaso- Antes de terminar de hablar Julia se volteo y descubrió a Alice que le había hecho una broma- …¡Descarada te tomaste todo el jugo y me preguntaste si quería?!.

-Pues ando aburrida –Dijo Alice- ya empaque mis cosas, que son nada ya que llegamos aquí en escobas y no he sacado nada de mi mochila.

-Solo hemos estado aquí dos días. Expreso Keyko.

-Pero no sabemos cuándo podrá atacar el enemigo. Respondió Alice intentando alcanzar la última gota que había en el vaso con su lengua.

-Chicas debemos ser positivas, además de todo –Keyko extendió los brazos frente a la ventana mirando hacia el cielo- El clima esta tan hermoso como siempre. En cuestión de solo segundos el cielo claro se había nublado y había comenzado una enorme tormenta eléctrica.

Alice y Julia le dedicaron a Keyko una mirada de enfado.

-Ahora que se supone que haremos?!. Pregunto Alice.

Con el clima evitando su próxima salida, Sofí y Minium entraron de un solo salto desde el mismo lugar en el que se encontraban llegando así con las chicas.

-Ya que su partida se ha retrasado ¿Qué les parecería practicar la conjuración de luz?. Sugirió Minium.

-¿Conjuración de luz?. Pregunto Keyko curiosa.

Minium Asintió

-Es la magia que te permite conjurar la luz que hay en tu corazón, y moldearla como puedas, pero como son nuevas en esta técnica aprenderemos a levitar objetos en primer lugar. Explicaba Minium jovialmente.

-Nos podría servir mucho, ya estoy cansada de esas escobas de segunda mano. Comentó Julia.

Minium accionó una compuerta secreta bajando los cuernos de la cabeza de un ciervo que adornaba la pared. La puerta no hizo casi ningún ruido al abrirse desde su inimaginable lugar en la pared de madera de la casa del árbol. El primero en descender por las escaleras fue Minium, seguido de Alice, Sofí, Julia y al final Keyko quien exaltada no dejaba de imaginarse el tipo de cosas que se podría encontrar. Imaginaba algo como una cámara de tortura medieval con cráneos usados como velas o lanzas, pero la sorpresa que se llevo fue mucho más grande.

-Este es el sótano de la casa. Anuncio Minium encendiendo el interruptor de la luz que eran en realidad cientos de gusanos luminosos que pululaban por el techo, cuya luz iluminaba como una linterna. Se encontraban en un espacio que por la falta de ventanas pudieron suponer que estaba bajo tierra, era como un gran y espacioso domo de madera sumergido entre las raíces del árbol.

-Nunca había visto esta parte de la casa del árbol ¿Cuánto tiempo ha estado aquí?. Pregunto Sofí.

-desde que construimos la casa hicimos un pasaje secreto en caso de emergencia, pero esta parte la utilizamos como un refugio y si como se dio el caso también es un campo de entrenamiento, aquí les enseñaré a usar la magia de levitación. Declaró Minium.

Había pegada a la pared circular de madera un escudo que parecía muy pesado. Minium se acerco a él y extendió una de sus manos al frente del escudo cerrando sus ojos. Posteriormente pronuncio un conjuro con los ojos cerrados “Sayaka Gravitikan” al usar el conjuro el escudo comenzó a vibrar arrítmicamente hasta que Minium lo toco pronunciando “Flota” enseguida el escudo se ilumino con una luz verde claro durante un par de segundos para luego empezar a levitar. Las chicas estaban sorprendidas por ver levitar a aquel escudo que parecía increíblemente pesado.

-¡Es increíble!. Exclamo Keyko levantando ambas manos.

-Cómo es posible que pueda flotar siendo tan pesado?. Inquirió Julia con asombro.

Minium volvió a pronunciar la palabra “Flota” después el escudo perdió fuerza y cayo suavemente en el piso.

Alice tras unos segundos de visualización pudo adivinar el tipo de magia que utilizaba.

-Lo tengo, es magia de luz. Dijo ella.

Minium negó con la cabeza y sonriendo.

-No, se equivocan, a esto se le llama magia universal. Aclaró Minium.

Las cuatro chicas se sintieron aturrulladas.

Minium se rio un poco.

-Es normal que no hayan escuchado hablar de este tipo de magia. Verán, les explicaré: Así como hay varios tipo de criaturas en la dimensión mágica, también existen muchos tipos de magia, cada una de ellas ha sido usada por los magos desde los tiempos de antaño, la mayoría es magia vinculada a la magia original que usaban los ocho titanes mágicos. La magia se divide en varias ramas que son la magia del tiempo, la magia natural, la magia de los sueños, la magia del fuego, la magia mineral, la magia de viento, la magia de agua y la magia de la oscuridad.

-¿Qué hay del tipo de magia que yo uso?. Pregunto Alice.

-La magia del hielo al igual que la magia del agua está vinculada con el titán mágico que creo los océanos y el hielo, ese es el Leviatán.

-Siempre me he preguntado el porqué algunas criaturas son más poderosas que las demás. Comentó Keyko.

-Es verdad, recuerdo a la arpía que ataco a mi abuela, su poder mágico es mucho más poderoso que el nuestro. Añadió Alice.

-Como las leyes de la vida dictan, el más grande se come al pequeño, pero eso es según en fuerza y habilidades de la dimensión mortal, aquí en la dimensión mágica se añade el poder mágico que cada criatura tenga. Según la jerarquía mágica la magia se divide en varios niveles dependiendo del poder mágico y el poder místico que tengan las criaturas con magia. Estos niveles van desde el uno hasta el diez y en una categoría que va de la “A” como máximo hasta la “J” como mínimo, excepto en el nivel 7 que llega hasta la categoría “K” como mínimo y los niveles de ocho para arriba que solo tienen categoría A, B y C

-Significa que hay un tipo de magia superior que otra?.

-No, no, mmm, creo que puede haber una explicación mucho mejor. Verán, hay conjuros que requieren una cantidad de poder mágico tan grande que algunas criaturas no pueden utilizarlos hasta alcanzar cierto nivel de poder mágico, ahí entra la magia universal que es un estilo de magia que pueden utilizar todas las clases de criaturas, el estilo se mide por la ascendencia mística que tienen las criaturas. Los hombres lobo por ejemplo usamos el estilo mágico que asciende desde la madre tierra.

-Y la manera para avanzar de niveles cual es?. Pregunto Sofí.

-Como lo dije antes, el la fuerza de una criatura se mide por sus habilidades, su poder mágico y su poder místico. El poder mágico es el que empleamos al usar nuestras habilidades que requieren magia, esos son los conjuros y los estilos de lucha que tenemos cada uno de nosotros. Pero el poder místico es el que nos permite avanzar de nivel, se logra al conectarnos con la fuente de nuestra propia conciencia y la del propio universo, es algo que no se puede enseñar porque está muy adentro de nosotros, solo debemos darnos cuenta de que existe y de cómo podemos utilizarlo, muchas veces es cuestión de fe, al igual que el conjuro que acabo de utilizar para mover ese pesado escudo. El hechizo nunca funcionara o surtirá efecto si no tienes fe en que se puede materializar. Aclaró Minium.

Niveles Nivel Magico Categorias
Nv 10 Magia universal

a

b

c

Nv 9 Magia Maxima

a

b

c

Nv 8 Magia Suprema

a

b

c

Nv 7 Magia maestra

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

Nv 6 Magia avanzada

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

Nv5 Magia de poder

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

Nv 4 Magia intermedia

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

Nv 3 Magia aprendiz

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

Nv 2 Magia principiante

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

Nv 1 Magia básica

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j


-Lobita me gustaría que todas intentaran hacer el conjuro de levitación. Expreso Minium confiado.

-Si maestro. Asintió Sofí dirigiéndose hacia el pesado escudo. Al estar cerca de el extendió una de sus manos y pronuncio el hechizo: “Sayaka Gravitikan”, Cuando el escudo empezó a vibrar Sofí no supo qué hacer, así que dio media vuelta y pregunto “¿Ahora qué?” sin saber que tenia la mano puesta en el escudo, esté comenzó a brillar con una luz verde y purpura durante un par de segundos para después comenzar a flotar.

-Que fue lo que paso?. Pregunto Sofí confundida.

-Debí explicarte eso, al usar el conjuro de levitación pronuncias el conjuro y cuando el objeto comience a vibrar tú tienes que poner una mano sobre el objeto en cuestión y pronunciar una palabra o frase para activar el conjuro, una vez hecho esto el conjuro durará hasta que el objeto se rompa o sea abandonado, pero solo se activara su magia con la palabra clave, tu ya has activado su magia. Aclaró Minium.

-Ósea que la palabra clave cambio a “¿Ahora qué?”. Al pronunciar la palabra clave la magia se desactivo dejando caer el escudo fuertemente en el suelo produciendo un estruendo.

-Y mientras más fuerte pronuncies la palabra clave mas rápido se desactivara la magia, así que tengan cuidado al utilizarla.

-Pero qué clase de cosas podemos levitar?. Pregunto Julia.

-Eso depende del Nivel y poder mágico que tengan, mientras más grande sea el objeto más difícil será levitarlo, pero mientras puedan tocarlo con eso bastará para activar el conjuro.

Las chicas siguieron el consejo de Minium y una por una pasaron a levitar un objeto pesado que se encontraba en el campo de entrenamiento: estatuas, escudos, armaduras y rocas enterradas que se encontraban ahí. Así siguieron entrenando hasta que se dejo de escuchar el sonido de las gotas de lluvia cayendo. Las chicas supusieron que el clima estaría ideal para poder aventurarse. Pero al regresar a la habitación por la cual bajaron, Sofí miro aterrada el reloj que tenía colgado de la pared. ¡Ya casi habia concluido su hora de escuela!.


Opciones:

Lista de capitulos

Capitulo 9: A escondidas


¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar